La importancia de vestir tu mesa

18.08.20 Roberto Buscapé

 

 

La mesa es el escenario en el que la obra gastronómica se desarrolla. Después de haber hecho una compra cuidada y sostenible y de haber desplegado tus habilidades como chef en la cocina, no puedes descuidar la puesta en escena. Toda la atención estará en la imagen que compongas en tu mesa y aunque los comensales no se fijen en los detalles, a buen seguro sabrán diferenciar una mesa bien preparada de una mesa batallera.


Recuerda la importancia de absolutamente todo lo que pongas sobre la mesa. Estos son los elementos diferenciadores a tener en cuenta:

  • Mantelería. Usa piezas de tela de calidad tanto para el mantel como para las servilletas, plánchalos antes de ponerlos y revisa siempre que no tengan ninguna mancha o desperfecto. Que un comensal se encuentre restos de tomate de una comida anterior puede arruinar la mejor de las veladas. Puedes usar colores neutros como base para dar protagonismo a la vajilla, o bien utilizar una mantelería con estampados llamativos compensando con platos más básicos. Nuestra recomendación es la primera opción pero cada mesa es un mundo.

  • Vajilla. Atrévete a mezclar elementos de diferentes colores y motivos que combinen entre sí, dedícale tiempo a probar y ver lo que queda mejor, hay numerosas tiendas donde encontrarás piezas maravillosas. Revisa que todos los platos, bandejas y fuentes estén en buen estado y disponlas en la mesa de manera cómoda, que los comensales alcancen lo necesario y no se molesten entre sí.

  • Cubertería. Aquí todas las piezas deben ser del mismo juego, invierte en renovar o completar las que te falten para que no te veas obligado a mezclar diferentes tipos. A la hora de elegirlos la estética es importante pero no olvides la funcionalidad, cuchillos que corten bien y tenedores que no obliguen a tus comensales a usarlos como si fueran una cuchara para coger la comida.

  • Cristalería. Las copas y vasos de cristal más fino son las más vistosas y elegantes. Hay que tratarlas con mucho cuidado eso sí, a veces se rompen con mirarlas, pero nadie dijo que ser anfitrión fuera una tarea sencilla.

  • Naturaleza en la mesa. Un toque de flores o una planta siempre natural da un toque acogedor y muy vistoso a tu mesa. Siempre naturales repito, nunca artificiales.

  • Presenta todos los productos en un recipiente adecuado y no en su envase comercial. Durante una comida son muchos los productos que desfilan por la mesa, como una botella de agua, botes de salsa, un brick de leche, sobrecitos de azúcar o unas galletas. Todos son una oportunidad para lucir tus piezas más originales, aprovéchalo.


Vestir la mesa es además de un arte una maravillosa afición. Visualiza tu mesa, piérdete por los pasillos de diferentes tiendas de menaje, bucea por revistas de decoración en las mesas mejor vestidas para que te sirvan de inspiración y sobre todo, disfruta con este juego estético creando tu mesa con tu estilo propio.

Lo + visto

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Telegram - Black Circle
  • YouTube - Círculo Negro