Viognier de Pago de Vallegarcía: el blanco que marida a la perfección con el sushi

24.06.21 Julián Acebes

 

 

Pocas tipos de gastronomía han irrumpido con tanta fuerza en los hogares de occidente como la japonesa y, muy especialmente, uno de sus platos estrella: el sushi. Esta propuesta gastronómica, que a priori puede parecer difícil de maridar, no deja de ser en su forma más clásica una mezcla de arroz con pescado crudo, y por eso encaja a la perfección con vinos blancos frescos, afrutados, aromáticos y con acidez moderada. Aunque el sake suele ser una de las opciones más frecuentes, la elección de un buen vino blanco puede darle un toque especial no solo a este plato milenario y su diversidad de sabores, sino también al momento.

La idea principal a la hora de maridar vinos y sushi es la de refrescar el paladar para equilibrar la grasa y la proteína del pescado, y esto se consigue con una acidez y estructura moderadas. Esta es la causa principal de que el mejor vino para acompañar dichas preparaciones sea el blanco. En este sentido, el Viognier de Pago de Vallegarcía es un vino complejo, elegante y sorprendente para todos los que lo prueban por primera vez. Un vino blanco con mucho volumen, estructura tánica, grasa en boca y una acidez moderada que mantiene una gran frescura y que le permite potenciar los sabores del pescado sin maquillarlos. Por eso, este vino de un brillante color amarillo dorado es el maridaje perfecto para el sushi y para la cocina japonesa.

A simple vista puede parecer que cualquier vino blanco vale para maridar el pescado crudo, pero lo cierto es que la intensidad del wasabi y de la soja hacen que la combinación de aromas y sabores pueda tener un contraste grande, por lo que el maridaje del sushi se convierte en todo un reto. En este sentido, el Viognier de Vallegarcía, que se elabora al 100% con uva Viognier y que desde hace mucho tiempo es la referencia en España de esta variedad, es un blanco intenso y aromático, con notas de fruta de hueso, de herbáceos frescos y ligeras notas de tostados que envuelve perfectamente el punto salado de la soja y el punzante picante del wasabi.

Con estructura y carácter propio, este vino de gran personalidad que refleja fielmente las características puras de la variedad Viognier, es singular y muy distinto de los blancos a los que estamos acostumbrados en España. Tiene una explosión de aromas, sabores y texturas que lo convierten en un vino perfecto para acompañar pescados azules, pero sobre todo especies como la anguila y el atún. Un vino que a nivel sensorial sorprende tanto por su intensidad aromática como por su sapidez y estructura en boca, que establece un diálogo perfecto con los matices agridulces, especiados, picantes y ácidos de la cocina nipona.
 
Este Viognier, gracias a su equilibrio y versatilidad, es un vino profundamente gastronómico y el acompañante perfecto para un gran número de platos que resultan imposibles de maridar para otras bebidas, como por ejemplo el sushi. En boca es sedoso, opulento y envolvente, lo que le permite acompañar los pescados, respetando su esencia sin marcarlos como suele suceder con otros vinos blancos con una acidez punzante o aportando sabores cítricos.

En definitiva, un vino perfecto para llevar como detalle a una cena de sushi este verano, o para sorprender a los invitados.

Vallegarcía

Finca Vallegarcía s/n - 13194, Retuerta del Bullaque, Ciudad Real
Tel.: 925 421 407

vallegarcia.com