Villa Verbena, la “fiesta” llega a la Casa de Campo con Triciclo y The Hat

Villa Verbena (Restaurantes) - GastroMadrid

13.04.21 Julián Acebes

 

Villa Verbena es el resultado de la unión entre The Hat Madrid y el grupo Triciclo, dos sellos hosteleros que en los últimos años han devuelto el centro de la capital a los madrileños gracias a una filosofía común: la de crear espacios diferenciales, honestos y con alma. Bajo esta misma premisa Villa Verbena busca revitalizar la que consideran «una de las zonas más bonitas y naturales de Madrid» a través de una cuidada puesta en escena, un ambiente distendido y una propuesta gastronómica de envergadura que funcionará a mediodía y por la noche, con opción también de disfrutar del desayuno, el vermú, el tardeo y las primeras copas nocturnas a base de cócteles, combinados y buena música.

Villa Verbena está situada a orillas del modernizado Lago de la Casa de Campo y ocupa un total de 600 m2 entre una terraza al aire libre y un cenador cubierto de cristal que abrirá todo el año y desde el que también se puede disfrutar de las privilegiadas vistas al estanque y al skyline capitalino, con el Palacio Real, la catedral de la Almudena o el edificio España como el telón de fondo; un paisaje digno del neoyorquino Central Park, pero en Madrid. En total, cuando las actuales restricciones cesen, el establecimiento tendrá 400 asientos que podrán ocuparse desde las 9 de mañana para desayunos, aperitivos, comidas, cenas y copas de tarde o de noche, una vez se inaugure el pabellón climatizado.

La oferta gastronómica está diseñada por Javier Mayor, Javier Goya y David Alfonso y sigue la estela de sus otras enseñas a través de un producto de primerísima categoría que tratan con brillante sencillez y en clave contemporánea. La carta, a medio camino entre el casticismo de La Elisa y la querencia a la brasa de Súa, incluye, para empezar, ostras normandas aliñadas o al natural; terrina de foie casero con tostadas y manzana; ensaladilla de escabeche casero de bonito y salazones; alcachofas frescas o tomate «del bueno» aliñados; croquetas caseras de jamón; txistorra de Arbizu o morcilla artesana de arroz a la brasa; torreznos crujientes con revolconas; callos a la madrileña; rossejat de marisco; pochas con bacalao y su pil pil y canelón de rabo con salsa de setas y pecorino trufado, entre otras propuestas. Para continuar, ofrecen fresquísimos pescados del día y carnes de Discarlux (lomo de vaca, entraña, chuleta, tuétano y vacío) a la parrilla vista con guarnición. Y para finalizar, hay postres caseros como arroz con leche estilo asturiano, tarta de queso con toque de queso azul, chocolate con pan y AOVE o fresón de Aranjuez con nata, naranja y albahaca. 

Casi todos los platos son aptos para compartirse, pueden pedirse también en media ración y existe un apartado de cocina non stop que incluye la mayoría de los entrantes de la carta de restaurante y algún plato más como pincho de tortilla, matrimonio de anchoa y boquerón o patatas bravas con alioli de ajo asado. Con todo, la oferta de Villa Verbena se adapta a todo tipo de momentos, días de la semana, horarios y ocasiones: permite comer en mesa baja con la formalidad del mantel o en plan informal en mesas altas, tomar el vermú en familia, picotear entre horas, alargar la sobremesa hasta el atardecer con cócteles, copas y música y continuar la velada de noche, ya que, mientras el tiempo y las circunstancias lo permitan, abrirá hasta las 00:00 h de lunes a jueves y de 2:00 h los fines de semana.

Villa Verbena

Paseo de María Teresa, 3 - 28011, Madrid

Tel.: 919 993 014

villaverbenamadrid.com