48 horas en Sevilla #NonStop | Sevilla | GastroMadrid

escapadas para madrileños con buen gusto, vol. 2 sevilla

06.02.18 Julián Acebes 

 

Es el momento. La temperatura acompaña y las ganas de Sevilla siempre están ahí. Es el cumpleaños de  Murillo, 400 años, y está más vivo que nunca; eso es motivo suficiente para viajar a la ciudad que tiene un color especial buscando la historia del maestro sevillano y de la propia ciudad. Descargar programa oficial.

Elegimos el Hotel Casa 1800 un **** en pleno corazón de la ciudad, en el Barrio de Santa Cruz, a dos pasos de la Catedral y de La Giralda. La ubicación no puede ser mejor, y sus valoraciones en Booking y Tripadvisor son sobresalientes, haciéndole estar entre los tres mejores hoteles de la capital andaluza.

Casa 1800 es un edificio de tres plantas que dispone de 33 habitaciones, todas cuidadas y decoradas al más mínimo detalle: sábanas de algodón egipcio, maderas nobles, flores naturales, albornoz, mármol en el baño, amenities completos y una arquitectura que te hace sentir que estas en una casa palacio del  siglo XIX, pero con todas las comodidades del siglo XXI, véase el wifi, va como un tiro.

Techos con artesonados, portones de madera maciza tachonada y un patio central que inunda todo de luz y estructura la edificación. Todo gira en torno a él, la historia se palpa en cada rincón.

Capítulo aparte es su terraza con piscina y solariums, las vistas a la Catedral y a La Giralda simplemente son estremecedoras, seguramente las mejores de toda Sevilla. Instagramers aquí vais a morir de placer haciendo fotos y selfies como si no hubiese un mañana, la panorámica a los tejados del centro de Sevilla son 500 likes, de libro.

Es el año de Murillo y todo empieza en la que fue su casa. Desde la Casa Murillo empieza el itinerario que se ha organizado para la celebración, calle Santa Teresa, el taller donde Bartolomé Esteban Murillo dedico los 20 últimos años de su vida a su obra.

Desde Casa Murillo, muy cerca de nuestro hotel, vamos a la Catedral de Sevilla y Palacio Arzobispal, otro agradable y corto paseo para ver a Murillo en su máximo esplendor. Retratos como Santa Teresa y San Leandro en la Catedral  y uno de sus mejores trabajos en el Palacio Arzobispal, La Inmaculada.

Real Alcázar, Archivo de Indias, Hospital de la Caridad, Convento de San Francisco, Parroquia de La Magdalena, Museo de las Bellas Artes, Hospital de los Venerables,… Esta es una muestra de los sitios imprescindibles para ver obras originales, exposiciones, documentales y hasta la pila donde bautizaron a Murillo, todo está cerca y todo se puede hacer en un día si no tienes más tiempo (aunque recomendamos alguno más).

 

 

Comer en Sevilla

Será por el clima o por el carácter de la gente de la ciudad, pero en Sevilla la tapa y el vinito, o la cervecita, adquieren una dimensión que en pocos lugares de España se pueden encontrar. Bares de toda la vida, tabernas con mucho sabor, terrazas con vistas al rio Guadalquivir, peñas flamencas en Triana y buenos restaurantes. La oferta es infinita, según Tripadvisor hay unos 2.300 establecimientos, nosotros nos hemos quedado con tres, de estilos muy distintos.

Bar El Rinconcillo, clásico e imprescindible de la ciudad, fundado en 1.670 ostenta el título de  bar más antiguo de Sevilla, un auténtico viaje en el tiempo entrar por su puerta y degustar las tapas de toda la vida: jamón ibérico, queso, croquetas,… todo rico y todo casero, la tradición manda y la cuenta se va apuntando en la barra de caoba con tiza.

Si vas a Sevilla y no te tomas unas cañas en El Rincocillo, no le digas a nadie que has estado en Sevilla, no te creerán.

 

Restaurante Eslava, otro imprescindible. Clásico y de toda la vida, en la calle Eslava número 3 en pleno Barrio de San Lorenzo, cocina tradicional pero con un toque personal y adaptada a los tiempos que corren, buen producto que como las verduras llegan de su huerto propio.

Dispone de barra pero en esta ocasión nos centramos en su restaurante: anchoas de Santoña, pate de hígado de oca y carne de faisán con aceite de Baena, almejas con espinacas,  pierna de cordero a la miel de romero con pasas de Corinto y piñones, Magret de pato con miel meloja y sidra de Hornachuelos,… Platos bien hechos con buen producto.

 

Julio Fernández Quintero, jefe de la única cocina de Sevilla  que ostenta estrella Michelin en Sevilla en su Restaurante Abantal, cocina de autor basada en la cocina tradicional andaluza con continuos guiños a la cultura árabe.

Ostra con boniatos, cítricos e infusión de especias, corvina, tomate, ajo asado, pimiento y albahaca, riñones de cordero al Jerez con chirivías, sésamo y col rizada, cuello de cordero con acelgas, apionabo, hinojo y manzana.

El lugar perfecto para darte un buen homenaje, en su carta de vinos podemos encontrar desde una muy buena selección de generosos hasta borgoñas, vinos del Valle de Napa y una extensa lista de caldos nacionales.

Como decíamos antes, es el momento de viajar a Sevilla y disfrutar de todo lo que esta maravillosa ciudad nos ofrece, dormir en un palacio, tapear en bares con siglos de historia, escuchar música de fondo, por supuesto flamenco, oler el azahar, el incienso,  el adobo y el “pescaíto” frito.

 

“Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo. Lo peor es que puede que tengan hasta razón”

Antonio Gala

Lo + visto

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Telegram - Black Circle
  • YouTube - Círculo Negro