Pastela de pollo by Marhaba, magia marroquí para el paladar

Pastela de pollo by Marhaba, magia marroquí para el paladar



La cocina marroquí data de las primeras tribus indígenas bereberes en Marruecos. Sin embargo, su gastronomía se vio influenciada por la posterior invasión de los árabes, que llegaron con su expansión hasta nuestra península. Dotándole a esta del influjo de la gastronomía mediterránea gracias a su continuo contacto con Al-Ándalus. A día de hoy, en nuestro país quedan retazos de aquel arte culinario y tradicional, que con el paso de los siglos ha sabido adaptarse y evolucionar hasta lo que conocemos actualmente.


Sin embargo, hoy queremos hablaros de esa cocina marroquí, esa cocina con mucha historia e influencia de varias culturas. Para ello, desde Marhaba nos cuentan la receta de una especialidad marroquí que ofrece una mezcla mágica de sabores dulces y salados envueltos en una capa crujiente de pasta brik, aromatizada con canela.


Amig@s, ¡preparaos para flipar con la “Pastela de pollo” by Marhaba!



INGREDIENTES: para 4-6 personas

  • 1 pollo (2 kg aprox.).

  • 8 cebollas.

  • 4 cucharadas de aceite girasol.

  • 1 puñado de perejil fresco picado.

  • 1 puñado de cilantro fresco picado.

  • 20 g de Ras el Hanout.

  • 1 cuchara de colorante.

  • Media cucharita de pimienta negra.

  • Una cucharadita de jengibre.

  • Un vaso grande de agua o de caldo de pollo

  • 65 g de almendras tostadas.

  • 4 g de canela.

  • 10 g de azúcar glass.

  • 25 g de azúcar blanquia.

  • 50 g de mantequilla.

  • Un paquete de pasta brick.


PREPARACIÓN:


En una olla grande echamos el aceite de girasol, cuando esté caliente ponemos las cebollas finamente cortadas y dejamos hasta que se doren ligeramente. Incorporamos el pollo que tenemos cortado en trozos y dejamos que se dore. Añadimos Ras el Hanout, que es una mezcla de especias típicas marroquís, la cucharadita de jengibre molido, la pimienta negra molida, el azafrán molido, la canela molida, la cucharada de sal y el colorante. Lo dejamos a fuego medio durante una hora más o menos hasta que este tierno el pollo.


En una picadora echamos los 65 g de almendras tostadas, la canela molida y el azúcar glass. Le damos unos toques en la picadora, sin llegar a triturar y reservamos. Agregamos al pollo, el perejil y el cilantro picado y lo dejamos unos 10 min. Retiramos el pollo dejando que reduzca un poco el caldo, añadimos los huevos batidos y mezclamos hasta que cuajen. Por otro lado, desmenuzamos el pollo, quitando huesos y pieles. Cuando tengamos el pollo desmenuzado lo añadimos a la olla junto a los huevos cuajados y la salsa, removemos bien para conseguir una mezcla homogénea.

Ahora tenemos todos los ingredientes para montar la pastela, sin olvidar la mantequilla derretida para untar las hojas de pasta brik.. Podemos utilizar un huevo para sellar las hojas de la pasta brik.


Se colocan encima 2 hojas de pasta brick, de forma que sobren los bordes para poder cerrar la pástela. Se pone una capa de pollo y otra hoja de pasta brik. Se unta con mantequilla derretida y se vierte un poco de la mezcla de almendras. Se pone otra hoja de pasta brick y encima una de pollo. Repetimos el proceso para que nuestra pastela tenga dos capas de pollo y dos de almendra. Cerramos todos los bordes con el huevo, pintamos toda la superficie con mantequilla y metemos la pastela en el horno durante 20 minutos. Una vez esté dorada, la espolvoreamos con azúcar glass y canela y servimos.



Otras recetas que te pueden interesar:


Lo + visto

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Telegram - Black Circle
  • YouTube - Círculo Negro