top of page
  • Julián Acebes

Las mejores sidras de España


Llagares Valverán (Mejores sidras España 2023) - GastroMadrid (22)

© Llagares Valverán


En la rica paleta gastronómica de España, la sidra ocupa un lugar especial, una bebida ancestral que ha sido parte de la tradición del país durante siglos. Aunque su fama a menudo se asocia con regiones como Asturias y el País Vasco, la sidra se elabora en diversos rincones de España, cada uno con su propio carácter y sabor únicos. En este viaje por los sabores de la sidra española, exploraremos algunas de las mejores opciones que el país tiene para ofrecer.

Desde la frescura y la acidez de la sidra asturiana hasta las variantes más innovadoras que desafían los paladares, el mundo de la sidra en España es una celebración de la diversidad y la artesanía. Descubriremos el proceso detrás de la creación de esta bebida, explorando la pasión y la dedicación que los productores han transmitido a través de generaciones. Desde la recolección de las manzanas hasta el escanciado en el vaso, cada paso es una historia de tradición y excelencia.

Acompáñanos en este recorrido por las mejores sidras de España y déjate seducir por sus sabores únicos que capturan la esencia de la cultura y la gastronomía española.


 


Sidra de Hielo Valverán 20 Manzanas, de Llagares Valverán

Arrancamos esta ruta por las mejores sidras de España con una que brilla como una auténtica joya de la península ibérica: la Sidra de Hielo Valverán 20 Manzanas, de Llagares Valverán.

Fundada en 1998, Valverán se aventuró en la elaboración de sidras de hielo en 2007, convirtiéndose en pioneros en este arte. El nombre "Valverán 20 Manzanas" proviene de la cantidad necesaria para producir cada botella de 37,5 cl, con un mosto concentrado de, al menos, 20 manzanas.

El proceso de elaboración es un auténtico ritual. Comienza con la selección manual de las manzanas de entre seis variedades autóctonas de Asturias (Raxao, Durona de Tresali, Verdialona, De la Riega, Xuanina y Fuentes). Después del lavado, triturado, prensado y clarificado, tiene lugar la congelación a 20 grados bajo cero, seguida de una fermentación de 10 meses y un envejecimiento sobre lías finas durante 12 meses. En total, transcurren alrededor de dos años desde la cosecha de las manzanas hasta que la botella llega a nuestras manos, manteniendo sus cualidades frutales y sensoriales iniciales.

La Finca El Rebollar en Sariego, Asturias, alberga 40 hectáreas inscritas en ecológico, con 20,000 manzanos de 11 variedades asturianas diferentes. Esto permite la producción limitada de 20,000 botellas de esta distinguida sidra de hielo, repleta de matices y frescura, que se armoniza perfectamente con foie, quesos y postres poco dulces.

La cata revela su esplendor: un color dorado con reflejos cobrizos y una nariz dulce y aromática con notas de miel, almíbar, caramelo y frutas cítricas. En boca, su dulzura equilibrada con acidez ofrece un sabor amplio y persistente con un final ácido que aporta frescura y elegancia.

Tal es su calidad, que esta espectacular sidra ha sido galardonada con infinidad de premios nacionales e internacionales. En el Concurso de las Mejores Sidras de Nueva Expresión y Derivados de la Manzana del Festival de la Sidra de Nava 2023, Valverán 20 Manzanas 2021 fue coronada como la mejor sidra de hielo por quinto año consecutivo. Además, en el concurso internacional "World Cider Awards," se alzó con el título de la Mejor Sidra Especial por segundo año consecutivo.


 


Sidra natural, de R. Zabala

No podíamos dejar de recomendar una de las sidras más especiales de todo el país: la sidra natural de R. Zabala Tolare Sagardotegia, una sidra que encarna la tradición y la excelencia en cada sorbo.

Fundada hace más de dos siglos, R. Zabala se enorgullece de ofrecer una sidra natural de la más alta calidad. Cada botella es un testimonio de la experiencia acumulada a lo largo de muchas generaciones y el cuidado meticuloso en la plantación de manzanos y la selección de la manzana. El resultado es una sidra con un carácter fuerte, un aroma embriagador y un sabor inigualable, con un modesto 6% de alcohol, lo que la hace suave y fácil de disfrutar.

Lo que distingue a R. Zabala es su compromiso con la utilización de manzanas autóctonas de Gipuzkoa, logrando en la actualidad una producción 100% local. Además, el proyecto de sidra ecológica con manzanos propios del caserío refleja su dedicación a la sostenibilidad y la calidad.

Esta sidrería, ubicada a 10 minutos en coche de San Sebastián, ha sido galardonada con múltiples premios, incluyendo tres veces el primer premio en el Concurso a la Mejor Sidra de Gipuzkoa. Sus reconocimientos son un testimonio de su compromiso con la calidad y la tradición. Sin olvidar el Oro en la tercera edición del Concurso Internacional Sidras CINVE 2022. Y eso no es todo, no les pierdas la pista porque próximamente ampliarán su catálogo con una una nueva sidra lupulada junto a Aleovitro.

Para disfrutar plenamente de esta sidra natural, se recomienda servirla a una temperatura de al menos 10 grados. En cada botella, se encuentra una personalidad única que se revela en su equilibrio entre manzanas dulces, amargas y agrias, su color tostado suave y su sabor limpio y seco.

Sin duda, R. Zabala es más que una sidrería; es una tradición que abarca generaciones y un compromiso con la excelencia. Cada sorbo de su Sidra Natural es una invitación a explorar la historia y la pasión que se esconden detrás de esta gran bebida artesanal. ¡Salud!


 


Sidra de hielo Hibernis, de Martínez Sopeña Hermanos

En el corazón de Villaviciosa, Asturias, se encuentra Sidra el Gobernador, la bodega que ha conquistado el mundo de la sidra con su creación estelar: la Sidra de Hielo Hibernis. Como expertos certificados por el Consejo Regulador de la DOP Sidra de Asturias, Martínez Sopeña Hermanos ha enamorado a todos los que la hemos probado.

Lo que hace que Hibernis sea especial es su origen en las fincas Viadi y San Justo, donde las manzanas se cosechan en su estado óptimo de madurez. Cada variedad se trata con un cuidado meticuloso, y se aplican protocolos de calidad para producir sidras monovarietales y de finca excepcionales.

La Finca San Justo, que se extiende sobre 11 hectáreas de manzanos de formación vertical, ha sido reconocida como la mejor pumarada de Asturias en múltiples ocasiones. Este premio celebra la conexión entre el territorio y el producto final, resaltando el compromiso de la bodega con la calidad desde la cosecha misma.

Hibernis es una sidra de hielo monovarietal que se elabora con manzanas sobremaduras de la variedad verdialona, recogidas a mano durante la última quincena de diciembre en la Finca San Justo. El proceso de crioconcentración resulta en un mosto con una alta proporción de azúcares, una acidez equilibrada y aromas primarios intensos de manzana madura.

La fermentación y maduración de este mosto enriquecido se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura durante al menos 6 meses. El resultado es una sidra de hielo con un 11.5% de alcohol que luego se refina en barricas de roble francés durante 6 semanas.

Hibernis se presenta en copa con un color amarillo dorado y reflejos brillantes. Su aroma evoca manzanas verdes y maduras, junto con notas de frutas blancas como el melocotón y la ciruela. En boca, comienza dulce y da paso a una acidez refrescante que persiste.

No esperes más para degustar esta maravilla de la sidra de hielo que ha conquistado a Asturias y al mundo entero.


 


Sidra natural, de Hera

Un proyecto vigués con muy poquito tiempo de vida está decidido a cambiar la percepción de la sidra y elevarla a un lugar destacado en las barras y mesas de todos: Hera Cider.

Con sede en el barrio de Teis en Guixar, es liderado por Celso Gómez Corbal, un vigués con experiencia en el sector turístico y el marketing. Junto a él, cuenta con la asesoría de Javier Acosta, maestro cervecero detrás de la marca artesana RoyBeer. Su objetivo es incrementar la popularidad de la sidra en Galicia, convenciendo a los consumidores de que es una bebida que merece la pena probar.

Lo que distingue a Hera Cider es su enfoque en la calidad y el sabor. A diferencia de las sidras asturianas, su propuesta se asemeja más a las marcas de Gran Bretaña, Noruega y Suecia, como Bulmers, Magners o Kopparberg, que ofrecen un toque diferente y más refinado. A pesar de su calidad, Hera Cider mantiene precios accesibles, alrededor de 3 euros por botella de medio litro.

La producción de Hera Cider comienza con la recolección de manzanas locales, suministradas por Roberto Rock, un proveedor de la zona. La idea es que la sidra sea lo más autóctona posible. Hera Cider ofrece diferentes variedades con graduaciones alcohólicas que van desde el 6.5% al 8.5%.

La aceptación de Hera Cider ha sido sorprendente, y su producción inicial de 200 botellas se agotó en solo 48 horas. Ahora, su estrategia incluye la venta online, así como la presencia en puntos de venta locales y bares en Vigo y Redondela con una mayor producción de litros.

Hera Cider busca cambiar la percepción de la sidra en Galicia y lograr que la gente disfrute de ella como lo hace con una cerveza. Con sabores de temporada y envases de lata, esperan conquistar el paladar de los consumidores y convertirse en una opción popular en el mundo de las bebidas, algo que de momento lo están consiguiendo con creces.

Si no la conoces, estás tardando en probarla. Te va a alucinar.


 


Sidra D.O.P. Val de Boides, de Castañón

La Sidra D.O.P. Val de Boides, producida por el Llagar Castañón, es una joya de la tradición sidrera asturiana que se ha mantenido viva a lo largo de tres generaciones de dedicación y pasión. Fundado en 1938 por Alfredo García Menéndez, este llagar ha sido un testigo de la historia y la evolución de la sidra en Asturias.

Hoy en día, el Llagar Castañón cuenta con modernas instalaciones ubicadas en Quintueles (Villaviciosa), en el corazón de la Comarca de la Sidra de Asturias. Estas instalaciones se inauguraron en 2011 y son un reflejo de la experiencia y el compromiso de la familia Castañón con la producción de la mejor sidra natural.

El proceso de elaboración de la sidra Val de Boides combina la tradición con las técnicas más avanzadas. Las manzanas se seleccionan manualmente y se someten a un minucioso proceso de prensado en prensas neumáticas. Luego, el mosto fermenta durante cuatro meses en depósitos de acero inoxidable y toneles de madera de castaño, adquiriendo su característico sabor y aroma.

La sidra Val de Boides es un verdadero tesoro de Asturias, reconocida con múltiples premios y distinciones, incluyendo el título de "Mejor Sidra de Asturias" otorgado por el Consejo Regulador de la D.O.P. Sidra de Asturias en varias ocasiones. Esta sidra tiene un color amarillo pálido, un aroma afrutado y un equilibrado punto de acidez que resalta su frescura. Es el compañero perfecto para platos de pescado, mariscos, carnes y momentos de convivencia entre amigos.

El Llagar Castañón también se ha convertido en un destino de "Sidra Turismo", donde los visitantes pueden explorar las instalaciones y degustar esta deliciosa sidra en un entorno único. Con tres generaciones de experiencia y un firme compromiso con la calidad, la Sidra D.O.P. Val de Boides es un ejemplo de la rica tradición sidrera asturiana que sigue deleitando a los amantes de la buena sidra en todo el mundo. Prepárate para disfrutar de un verdadero tesoro de la cultura asturiana.

0 comentarios
bottom of page