top of page
  • Eva Garcinuño Herrero

Los mejores dulces tradicionales de España


Portada (Mejores dulces tradicionales España 2023) - GastroMadrid (1)

La gastronomía española goza de una gran reputación mundial y los dulces no son una excepción. En nuestro país existen una gran cantidad de dulces tradicionales, repartidos por toda la geografía, cada uno con su propia historia y origen. Aquí te presentamos algunos los mejores dulces tradicionales de España.

Uno de los dulces más populares y conocidos internacionalmente es el turrón, especialmente durante la temporada navideña. Típico del levante, su ingrediente estrella son las almendras y se puede encontrar en varias texturas y sabores. Los mazapanes, típicos de la ciudad de Toledo, con fama mundial por la calidad excepcional de sus figuritas. Los churros, la crema catalana, los fartons valencianos.

Los mantecados, piezas deliciosas que os encantan para tomar con un café. Las rocas de chocolate, dulces tentaciones que no puedes parar de comer. Las rosquillas de San Isidro, las torrijas y el roscón de reyes en Madrid o los delicados bombones de las pastelerías de Bilbao y las goxuas son algunos de los dulces tradicionales más representativos; sin olvidarnos de las monas de Pascua, del ponche segoviano o de las ensaimadas mallorquinas. Dulces tradicionales que son un verdadero deleite para el paladar.


 


Pablo Garrigós

En Jijona, la cuna del turrón, la empresa Pablo Garrigós Ibáñez lleva décadas haciendo deliciosos turrones, chocolates y dulces gourmet que exporta a más de 30 países en todo el mundo. La calidad de sus productos, totalmente artesanales, les ha permitido estar en los escaparates de las tiendas más selectas del sector de la alimentación.

Fabrican cada producto respetando la manera tradicional, con ingredientes cuidadosamente seleccionados, como la almendra Marcona de la cuenca mediterránea o la miel de naranjo y romero silvestres, recolectada en las montañas levantinas. Sus turrones de Jijona y Alicante están amparados por la Indicación Geográfica Protegida, que garantiza la excelencia en el proceso de elaboración.

Disponen de un amplio catálogo de productos para cumplir las expectativas de cada paladar. La línea Premium incluye los turrones y los dulces de toda la vida que elaboran cuidadosamente con la receta familiar y utilizando las mejores materias primas. Con una presentación, además, inmejorable en cajas de madera lazada y lacrada a mano uno a una, lo que les confiere un carácter exclusivo y único.

Son especialistas en turrones y, además de los clásicos Jijona y Alicante, elaboran otras variedades como el turrón de yema tostada, el de guirlache con ajonjolí, el turrón a la piedra y una amplia gama de turrones de chocolate con frutos secos y frutas.

También disponen de otras delicias, como los polvorones de almendra, los mazapanes y otros dulces típicos navideños. Entre sus innovaciones destacan su colección de chocolates y bombones en la que fusionan el chocolate con frutos secos y auténtica fruta creando sabores inolvidables.

Mención especial merecen sus Fruités, delicias hechas a partir de pulpa de fruta natural, son auténticos dulces gourmet. En cada caja encontramos irresistibles bocados de ciruela, frambuesa, fresa, manzana verde, albaricoque, mandarina, piña y uva. ¡No podrás parar de comerlas!


 


Miguelitos Ruiz

Los Miguelitos de La Roda son uno de los dulces más tradicionales y queridos; una parada obligatoria para muchas familias cuando van al Levante a la playa, parar en La Roda (Albacete) a por los miguelitos. Detrás hay una bonita historia con Don Manuel Blanco López, conocido confitero rodense que creó el primer Miguelito. Es un pastel de fino hojaldre relleno de crema pastelera y cubierto de azúcar glaseado que debe su nombre a un gran amigo, Miguel Ramírez, el primero en probarlo. En 1951 el abuelo de la familia Ruiz, Ángel Ruiz, comenzó su andadura con la panadería Ruiz. Sin embargo, no fue hasta años más tarde cuando comenzó a elaborar los Miguelitos de La Roda siguiendo el legado de Don Manuel Blanco, además de crear otras variedades, escribiendo así parte de la historia de este gran dulce.

Hoy en día Miguelitos Ruiz pertenece a la empresa Grupo Edelbio S.L. y combina la tradición y las recetas de siempre con las nuevas tecnologías y procesos de calidad para elaborar sus productos, que distribuyen por toda la geografía española. La innovación en los procesos de producción les está permitiendo empezar a exportar este emblemático dulce de La Roda a todo el mundo. También han montado una tienda online desde la que puedes pedir estos delicados dulces.

Con el paso de los años han ido ampliando y creando más miguelitos, los de chocolate, los de chocolate blanco, los de turrón de Jijona. También se han unido a la familia los Miniguelitos, la variedad mini de los Miguelitos y que se pueden comer de bocado: los hay de chocolate y también rellenos de turrón de Jijona y los Lorencitos, también llamados miguelitos centenarios. Su característica principal es que el hojaldre va frito y recubierto de azúcar que le confiere una textura y sabor particular. Tienen también otra línea de miguelitos glaseados con distintas coberturas, en definitiva, un paraíso dulce.

Estos dulces se han hecho imprescindibles en la Feria de Albacete. Su exquisito sabor es ideal para cualquier celebración y es el mejor regalo para amigos y familiares.


 


Casa Salinas

Las mantecadas de Casa Salinas, uno de los mejores dulces tradicionales de España, tienen su origen en Tudela (Navarra). En 1870, Don Paulino Salinas atraído por la llegada del ferrocarril se instala en esa ciudad que pronto se convierte en un nudo muy importante de conexión comercial entre Pamplona, Zaragoza y Logroño. Así comienza la historia de estas deliciosas mantecadas que empieza a vender y a elaborar a la vista de todos, en los bajos de su casa.

La receta de estas mantecadas, es un legado que ha llegado intacto hasta nuestros días, 150 años después, y es la que siguen utilizado en el obrador junto con la maquinaria original. Comer estas mantecadas, es un viaje en el tiempo ya que podemos saborear el mismo producto que disfrutaban nuestros antepasados.

Cuatro ingredientes para crear estas exquisitas mantecadas: avellanas, manteca de cerdo ibérico, harina y azúcar. Todas ellas materias primas locales, 100% naturales y de máxima calidad, trabajadas con mucho mimo y cuidado para elaborar cada pieza. Están inscritos en el registro de Artesanos de Navarra bajo sus marcas de calidad «Artesanos de Navarra» y «Reyno Gourmet». Las mantecadas las comercializan en una preciosa caja metálica al estilo de las de antes y también en cajas de cartón. Tienes que acompañarlas con su moscatel de edición limitada para disfrutar aún más de estos dulces.

En Casa Salinas respetan la tradición, pero siguen innovando. Nosotros somos muy fans de su “Repostería en casa”, una gama de postres para preparar en casa que vienen en unos preciosos frascos con los ingredientes necesarios, para que los mezcles y prepares deliciosas cookies, brownies, coulants de chocolate, etc. Son además un detalle perfecto para regalar.


 


Migaya

En Gijón (Asturias) está Migaya, un proyecto innovador que homenajea a una escultura icono de la ciudad, dándole forma de galleta para convertirla en un dulce. Así nació Migaya, inspirada en las migas de las galletas con las que hacer productos originales de su tierra. Su sabor quiere recordar a los dulces de sus abuelas, ese dulce que mentalmente te transporta a los sabores de esa infancia que ya tenemos un poco olvidada.

Primero tenemos que saber que son las chaponas, la escultura a la que rinden un homenaje dulce. Se trata de una obra de arte popular de Gijón. “Sombras de Luz”, de Fernando Alba, un conjunto de 4 placas de acero situado en el Mayán de Tierra o paseo de Muro, entre las escaleras 18 y 19, conocida coloquialmente como Las Chaponas. Más tarde llegarían Las Chapinas, símbolo de sus agujeros imperfectos a través de los cuales se filtra la luz en la escultura original.

Una pareja de emprendedores puso en pie este proyecto al que después se unió el chef pastelero Alejando Montes, con una extensa trayectoria profesional y con muchos premios en su haber. Desde 2010 hasta 2020 fue chef pastelero y copropietario de una de las pastelerías más emblemáticas de Madrid, la reconocida Mamá Framboise, que durante una década deleitó a miles de personas.

Las chaponas se elaboran con harina de espelta ecológica, azúcar moreno de caña, chocolate con leche y cacao. Son galletas estilo sableé (arenosas). Tiene una textura ligeramente arenosa en boca que se funde con el chocolate. Además de este producto estrella, tienen deliciosas rocas a las que han dado el sabor de los postres más populares asturianos: casadiellas, arroz con leche, tarta de queso...

 


Virginias

Todo empezó en el año 1932, cuando Virginias repartía galletas, turrones y chocolates con un camión en la zona de Tarragona. El centro de producción que aún mantienen está en Reus (Tarragona) en el corazón de la ciudad. 87 años más tarde han inaugurado el obrador de Agramunt (Lleida) uno de los puntos geográficos más importantes en la producción de turrón artesano de máxima calidad.

Poco a poco la empresa ha ido creciendo y sus elaboraciones llegan a toda España. En su larga trayectoria han reformulado sus productos y potenciado la tradición, pero han desarrollado además una vertiente más innovadora y revolucionaria en el mundo de los dulces.

Una de las innovaciones que les ha convertido en referentes en el mercado son sus productos 0% Sin Azúcares Añadidos. Dentro de esta gama la firma cuenta con diferentes propuestas tanto en turrones como en chocolates. En este mercado, la característica diferencial de Virginias es la familia Dulcemente Auténtico, dulces en los que utilizan un nuevo edulcorante de origen vegetal que proporciona un 75% menos de calorías que el azúcar y hasta una reducción del 35% en grasa. Encontramos entre su variedad de productos sin azúcares añadidos los Turrones Virginias 0%, como el duro y blando, el de coco bombón, o el de yema, tan deliciosos como los tradicionales, pero sin azúcares añadidos. En este sentido, la gama Virginias Cacao 0% cuenta también con exquisitas elaboraciones de chocolate como las virtanias y diferentes tabletas.

Si nos centramos en la gama más tradicional de Virginias, la firma ha desarrollado una amplia variedad de sabores, utilizando siempre ingredientes de máxima calidad y buscando la excelencia en cada elaboración. Nos encanta el turrón duro de almendra, el de yema tostada, el de bombón con coco y chocolate, el de chocolate con guindas al licor… Y no nos puede gustar más la línea de turrones con chocolate al licor, otro de los sellos que hace destacable a la marca, como el turrón trufado de chocolate blanco al limoncello, el trufado de whisky o el de yema con naranja y licor al Cointreau.


 


Sigue dándole al dulce que hay mucho por descubrir

Las perrunillas artesanas extremeñas de Dulces El Capricho, son auténticos manjares que se deshace en la boca. Elaboradas con una receta tradicional trasmitida de madre a hija en la que utilizan la mejor manteca, y ese toque a anís se convierte en un auténtico capricho. Los fartons valencianos, esos dulces alargados de bollo blandito y dulce que se mojan en horchata son una maravilla. Las torrijas en Madrid, desatan la locura cada año, igual que los roscones de reyes, que hay rankings eligiendo los mejores de la ciudad.

Los alfajores son la muestra más destacada de la influencia árabe en la repostería de Medina Sidonia en Cádiz. Es un dulce con forma de cilindro compuesto fundamentalmente por almendras y miel. Está bañado con azúcar glas y lleva especias como canela, cilantro, matalahúga y clavo. Es contundente y delicioso. En la confitería Las Trejas los preparan deliciosos. Los piononos, el famoso postre tradicional andaluz, originario de Granada son bizcochitos enrollados, empapados con almíbar y rellenos de yema pastelera. Los bartolitos de crema de Madrid, son menos conocidos, pero igualmente deliciosos.

Desde 1850 lleva La Colchona en Estepa, Sevilla elaborando verdaderas obras maestras en forma de dulces, tan ricos como los rosquitos de azúcar y los pestiños, crujientes y jugosos que no podrás parar de comer. No puede faltar en esta lista de los mejores dulces tradicionales de España la tarta de Santiago, típica de la ciudad gallega Santiago de Compostela, una tarta plana elaborada con almendras que lleva la reconocible cruz blanca con azúcar glaseada.

Los sobaos pasiegos son otra tentación cuando estás en Cantabria. Es un producto de repostería típico de la comarca de los Valles Pasiegos, tan reconocido ya que es uno de los productos más indicativos de la gastronomía cántabra. La yemas de Santa Teresa en Ávila, son conocidas a nivel mundial y un referente en la ciudad. El bienmesabe canario es una crema de almendras con muchas aplicaciones culinarias. Se puede extender sobre pan, utilizarlo como relleno de empanadillas y tartas o servirlo con helado. La crema catalana con su azúcar quemado es irresistible al igual que los paparajotes murcianos un dulce único hecho sobre hojas de limonero. Cerramos este recorrido por los mejores dulces tradicionales de España con las ensaimadas mallorquinas de Fornet de la Soca todo un icono en la isla.

0 comentarios
bottom of page