Bocadillo de calamares by GastroMadrid, la receta perfecta
  • Redacción

Bocadillo de calamares by GastroMadrid, la receta perfecta

Actualizado: 3 de oct de 2019


Como ya sabéis, somos unos defensores a ultranza de la comida entre panes. Lo que viene a ser un buen bocata, esa maravillosa forma de comer que acepta un sinfín de elaboraciones, acopamientos, y es buena para cualquier hora del día. Del día de 24 horas, ya que, en una ciudad como Madrid, los bocadillos son unos de los productos estrella de la madrugada.

Dando una vuelta por esta nuestra ciudad, puedes observar la oferta que tenemos del icónico bocadillo de calamares Da igual que sea el bar mas cutre de la galaxia, el mesón con más grasa en sus paredes en muchas leguas a la redonda, el gastrobar de turno que fusiona peruano con japo y castizo, y en algunos lugares (más bien pocos), puedes encontrar esa elaboración de masa fermentada rellena de cefalópodos rebozados y fritos que te harán ver el séptimo cielo. Sin embargo, hoy, vamos a hablar del bocata perfecto de “calamardos”, que te puedes hacer en casa.

En principio puede parecer sencillo, unos calamares rebozados a la sartén y un trozo de pan cualquiera, pero no hij@ no, estamos hablando de un símbolo, de un icono, de una bandera, la bandera del Madrid más auténtico. Algunos de los que vienen de fuera, tardan en entenderlo al principio, pero, suele pasar, que se convierten en los madrileños más talibanes, y te hacen una tesis de lo que es comerse un bocadillo de calamares en la Plaza Mayor en Navidad…Uah. Rechaza siempre las imitaciones de plástico, en todo, y en los bocatas de calamar, más aún.

Para hacer nuestro bocata perfecto, hay que dedicar un rato hacer una buena compra Imprescindible un buen calamar cortado en anillas regulares, lo puedes encontrar en cualquier pescadería, pero nosotros para ser fieles a nuestros principios te recomendamos alguna de las mejores pescaderías de Madrid.

A continuación, fundamental, te hará falta una buena harina de fritura o mezclar harina de garbanzos y de trigo para conseguir un rebozado perfecto.

Una vez tengas las anillas del calamar e incluso los tentáculos limpios y secos, los enharinas con la mezcla que has hecho y los sacudes para eliminar el exceso de harina.

A todo esto, ya has tenido que poner una sartén con aceite de oliva virgen extra al fuego. Esta es una de las claves, usar un buen aceite, por supuesto limpio y nuevo. Cuando el aceite esté bien caliente, a unos 190º (así conseguimos un rebozado crujiente, evitamos que se despegue y el exceso de grasa), echamos las anillas enharinadas, y cuando estén doradas las sacamos, y las ponemos en papel absorbente. Desde ahí, directos al pan.

Un capítulo aparte para el pan. Cualquier desalmado te dirá que el pan da igual, o que bajes al chino, esos consejos nunca los leerás en esta revista y si algún día los lees, este que escribe se retirará de la profesión, pero vayamos al grano, el pan que nosotros te recomendamos es un pan de masa madre, crujiente y esponjoso. Uno de nuestros favoritos lo puedes encontrar en El Horno de Babette.

Ya solo te falta una buena cerveza fría o una copa de vino para darte el festín más castizo que te puedas imaginar.

Solo con exprimir medio limón encima de los calamares ya estando en el pan, es más que suficiente para que el placer sea absoluto. No somos nada nacionalistas del bocata, y de este menos, así que aunque sea una bandera de Madrid, échale mayonesa (casera o al menos, buena) y adelante.

I Love BocataCalamares

#Bocadillodecalamares #calamares

Lo + visto

  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Telegram - Black Circle
  • YouTube - Círculo Negro