Cereza y Picota del Jerte, cincuenta días para saborearlas

21.05.21 Ángel Marques Ávila

 

 

La campaña de Cereza y Picota del Jerte se prevé buena en calidad y en cantidad. Las previsiones son en torno a 35 millones de kilos de cerezas y picotas del Jerte en las zonas de la Demarcación geográfica de la Denominación de Origen Protegida cereza del Jerte: Valle del Jerte, Comarca de la Vera y Valle del Ambroz, según nos dice Pilar Díaz Flores, Directora Técnica de la DOP.


El nivel de aceptación del producto nacional por el consumidor de nuestro país es bueno y cada campaña que pasa aumenta. La época en la que nos ha tocado vivir en la que sostenibilidad, producto de cercanía, garantía de origen, calidad... son imprescindibles a la hora de seleccionar el producto juega a favor del producto español. La Picota del Jerte es una fruta que cumple todos y cada uno de sus atributos que el consumidor quiere, nos apunta esta extremeña dedicada toda la vida a este producto.

IMPORTA EL SABOR NO EL TAMAÑO


En nuestra contra tenemos que hay un gran  número de consumidores que aún compra a golpe de vista equiparando  mayor tamaño = mejor fruta. La Picota del Jerte no es tamaño es sabor con letras mayúsculas.


En estos tiempos en los que los consumidores buscamos un producto alimenticio con una serie de características como: sano, nutritivo, natural, con sabor... y que a su vez juegue un papel social importante como es el del mantenimiento del medio rural fijando población, contribuyendo al medio ambiente, nos anota, esta responsable de la DOP, "creo que sería muy beneficioso para todos aprovechar este gran momento si somos capaces de transmitir  todo esto".


Las grandes superficies, nos señalan desde esta DOP, juegan un papel muy importante ya que más del 50% de la producción se comercializa a través de estos canales. Los mercados exteriores para nosotros son vitales. Entorno al 50% de la cereza que producen las empresas inscritas en la DOP CEREZA DEL JERTE se exportan, si hablamos de Picota del Jerte este porcentaje puede llegar a alcanzar el 60/65%.


El Covid-19 nos señala la Directora Técnica, que de momento no ha tenido mucha incidencia en la actual campaña 2021. Toda la cadena es consciente del peligro y tienen activados protocolos en todos los procesos desde el campo a las centrales hortofrutícolas... Con respecto a la comercialización estamos empezando la campaña y las perspectivas son buenas.

LA DIFERENCIA ESTÁ EN EL RABITO


En el mercado el consumidor que vaya a comprar cerezas se va a encontrar con 3 productos muy fáciles de diferenciar pero que a la hora de nombrarlos no se hace de forma correcta.

 

Cereza: todo lo que lleva rabito.


Picota del Jerte, auténtica, no lleva rabito, este se desprende de forma natural en su recogida a mano. No tiene un calibre muy grande (21-26 mm) y tienen un sabor y una textura que cuando las comes crujen. Estas cerezas están identificadas con el logotipo del Consejo Regulador y el europeo de Denominaciones de Origen.


La cereza que no tiene rabito y que no es auténtica Picota del Jerte. Para captar la atención del consumidor se les llama Picotas, pero no son las auténticas, las protegidas por el Consejo Regulador, para saberlo conviene buscar la etiqueta del Consejo Regulador, garantía de calidad.

Esta campaña 2021, está siendo muy buena, pues la climatología nos ha acompañado, nos explica, Pilar Díaz, "para nuestro producto es un factor determinante. Ya que nuestros productos son un poco diferentes, la Picota del Jerte es más crujiente, sabrosa y más estacional apenas tenemos unos 50 días para saborearla".

 

Saborear cerezas y picotas de por ejemplo, Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte, s.c.l.; Campo y Tierra del Jerte S.A.; CherryLand S.L.; Cooperativa del Campo de Navaconcejo; Frutas AZ S.L; Grupo Alba Internacional, S.L.; Valgren; y Flor del Cerezo; es toda una delicia.


cerezadeljerte.org